Diario de viaje

En febrero es el cumpleaños de una de mis mejores amigas y desde Navidades llevaba dándole vueltas a hacerle un diario de viaje. No os lo he podido enseñar antes, porque se lo he dado hace unos días y a veces lee el blog, así que si lo publicaba antes corría el peligro de estropear la sorpresa.

Muchos os preguntaréis, ¿Qué es un diario de viaje? Es un cuaderno en blanco que nos llevamos de viaje, en el cuaderno podemos plasmar lo que queramos. Cuando vamos de viaje percibimos muchos estímulos ya sea en forma de experiencias nuevas o de diferentes sabores, imágenes… y este cuaderno se convierte en algo así como en una maleta metafórica.

Así que hice un pedido a Mi tienda de Arte, en concreto compre varios cuadernos para midori de Carpe Deim, un midori de lunares, varios papeles de temática viejera, un set de pegatinas, así como algunos washis.

Estuve buscando alguna colección de temática viajera, pero no encontré ninguna. Al acercarse el verano he visto que las marcas están lanzando colecciones con este temática, por si queréis llevaros un diario de viaje con vosotros estas vacaciones.

DSC_0401Dentro del midori venía un cuaderno, además tiene varios bolsillos y una goma en la que podemos enganchar un bolígrafo. Lo compre con la idea de que pueda llevárselo de viaje y guardar dentro el cuaderno, así como los billetes de avión, entradas y cualquier otro tipo de recuerdos, como para si lo prefiere lo utilice para guardar los diarios en casa.

Lo que hice fue forrar los cuadernos con papeles viajeros para que fueran mas especiales, pero sobre todo para convertirlos en únicos.

Posteriormente prepare con pegatinas de Mr Wonderful, así como otras pegatinas que tenía por casa y las que había comprado sets para que pueda decorar cada uno de los diarios. También enrolle algunos washis en trozos de un papel para encuadernar, para que los utilice tanto como para pegar recuerdos, como para decorar (no he podido evitar hacer uno para mi bullet).
DSC_0404 En cada uno de los cuadernos he hecho un bolsillo para que pueda guardar tanto la decoración, como cualquier otra cosa que le apetezca guardar.

Aunque mi intención era no pintarrajear ninguno de los cuadernos y dejarle a ella que desarrollase su creatividad, no pude evitar empezar uno en el que incluí algunos apartados, ¿os gusta?

Primero he incluido una tarjeta para que pueda poner el destino, en la segunda página he hecho un apartado para que pueda poner los horarios del avión, el hotel donde se alojan, así como una cara para que incluya las cosas que debe hacer antes de viajar como el tema de visados o vacunas.

Ella siempre hace una lista antes de viajar con las cosas que tiene que meter en la maleta, de hecho gracias a ella yo también he cogido esa costumbre. Me parece perfecto que incluya aquí la lista, para que le ayude de cara a hacer la maleta al volver pero también de cara a futuros viajes, saber que ha usado y que no… suele ir ligera de equipaje ya que no facturan y ganar un huequito en la maleta, siempre es un buen plan.

El último apartado que incluí, es un apartado que creamos cuando viajábamos juntas. Yo ahora con la opo no puedo hacerlo y no veáis lo mucho que lo echo de menos. Siempre nos quedaba algo por ver, por falta de tiempo o porque estaba de obras y al principio nos frustrábamos, pero luego empezamos a tomárnoslo como la excusa perfecta para volver.

La ventaja de que estos cuadernos estén en blanco, es que cada uno puede adaptarlos a sus gustos y necesidades: mi tía por ejemplo suele escribir todas las noches cuando regresa al hotel lo que ha visitado, así como incluir anécdotas o frases que se le ocurren mientras hacía turismo, yo sin embargo disfruto mas recopilando tarjetas de visitas, entradas, postales… que escribiendo.

Hasta aquí la entrada de hoy, ¿os ha gustado la idea? ¿soléis llevar un diario de viaje? ¿lo haréis la próxima vez que os vayáis de vacaciones?