Potiducha

Un nuevo domingo os traigo una entrada de la sección Potiducha, antes las entradas de productos terminados eran mis favoritas, porque conllevan hacerle hueco a nuevos productos en mi tocador. Pero poco a poco les he ido cogiendo el gusto a este tipo de entradas en las que comparto con vosotros no solo los productos que he utilizado en la ducha, sino también un trocito de mi.

DSC_0408

Una vez en la ducha y antes de mojarme, utilicé el exfoliante de pies de la gama Tropical Summer de Cien, desde que rescaté este producto a principios del verano, todos los días hago este paso antes de ducharme y mis talones lo están agradeciendo.

Me lave la cabeza con el champú de Banana de The Body Shop, me gusta su olor, me recuerda a las gominolas de plátano y además perdura horas en tu cabello, pero también como deja mi cabello, ya que lo hidrata sin engrasar las raíces. Le queda un suspiro y sé que cuando se acabe lo echaré de menos.

Posteriormente me aplique de medios a puntas la mascarilla nutritiva con mango y manteca de nuez de Néctar of Nature, me deja el pelo suelto y sedoso, la estoy usando bastante a menudo, pero parece ser de esos productos que no tienen fin.

Me exfolie con el exfoliante Scrub Scrub de Lush, que deja la ducha negra pero compensa porque deja tu piel exfoliada a la par que hidratada, gracias a la combinación de cristales de la sal marina, el carbón en polvo y aceites, todo ello bañado con un olor delicioso a mora.

Como gel utilicé este de Yves Rocher de granada y bayas rosas, que me regalaron los Reyes Magos. Hace muchísima espuma, por lo que debemos tener cuidado con la cantidad, además tiene un olor riquísimo, aunque tiene un toque dulzón que creo que de usarlo de forma continuada podría llegar a cansarme.

Vamos con la reflexión, esta vez lo he tenido claro enseguida y la frase elegida ha sido: “No hay mejor medicina que tener pensamientos alegres”. Hace unos días oía una noticia en la que decían que un estudio había demostrado que las personas con actitudes negativas eran mas propensas a sufrir enfermedades. He buscado la noticia, para dejaros el enlace pero no la he localizado y desde entonces he estado dándole vueltas a la idea de si es o no cierto.

Desde pequeña he sido una puposa, sobre todo con la tripa y la garganta, de hecho es raro cuando no me duele algo, en eso me parezco a mi primo. Pero estos últimos meses, mi salud ha mejorado y puede que sea porque es verdad la frase que he compartido con vosotros y esa actitud positiva con la que estoy intentando afrontar mi vida, esta resultando beneficiosa también para mi salud física. ¿Creéis que es cierta? ¿Sois de esas personas que afrontan la vida con una actitud positiva? Nos leemos en la próxima entrada, feliz domingo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s